Pechugas de pollo

Una comida o cena saludable, no tiene por qué ser ni calórica ni aburrida: unas PECHUGAS DE POLLO con verduritas, especias y AOVE al horno hasta que se doren, es un plato ideal y nutritivo. La pechuga es carne magra, por lo que su porcentaje de grasa es mínimo (retira la piel antes de cocinarla y evitarás tentaciones, además de colesterol), fuente de proteína animal, rica en vitaminas A y B, y minerales como hierro, magnesio, zinc, potasio y fósforo. De fácil digestión, contiene un aminoácido llamado triptófano que regula los niveles de serotonina en el cerebro, la hormona de la felicidad, que ayuda a combatir la depresión

Haz tu consulta